Fruta fea para gente bonita. Voluntariado Corporativo para Turismo de Barcelona

¿Cuánta comida se derrocha en el mundo, mientras hay mucha gente que no puede comer? Con una recolecta de fruta fea que no es aceptada en el mercado por razones estéticas, los participantes contribuyen a hacerla llegar a comedores sociales y bancos de alimentos, y al mercado como mermeladas y patés hechos en un obrador social. Una jornada en el campo, intensa, divertida, de trabajo en equipo y de concienciación contra el derroche alimentario.

Corporativo    ·    Martorell    ·    11 asistentes    ·    56% Valor Social